Refrigeración de establos. Una refrigeración de establos eficiente supone un mayor rendimiento.

Donde mejor se encuentran los animales es en un establo refrigerado.

Los animales también tienen su propia temperatura de bienestar que hay que alcanzar. Por ejemplo, en el caso del ganado lechero, se ha observado que los animales respiran con menos esfuerzo, comen más y rumian durante más tiempo, lo cual incrementa de forma significativa la producción de leche.

En el caso de los cerdos, un mejor clima en el establo evitará pérdidas de rendimiento. Una alta eficiencia en la captación del polvo ejerce una influencia positiva sobre los órganos respiratorios de los animales. Así, los cerdos poseen más vitalidad y aprovechan mejor la comida. Además, un clima del establo adecuado contribuye a una reducción de las agresiones.

El principio de la refrigeración por pulverización.

Durante la refrigeración por pulverización, se efectúa un pulverizado muy fino de agua a alta o baja presión mediante boquillas nebulizadoras. La neblina de agua se evapora inmediatamente, restando de esa forma energía térmica del aire para lograr un enfriamiento del aire del establo. Mediante este efecto refrigerante se puede reducir la tasa de ventilación y ahorrar energía.

Tres sistemas de refrigeración para cada necesidad.

La refrigeración de baja presión para cerdos se basa en nuestro sistema de remojo fijo. El sistema de tuberías ya existente se transforma en un sistema de refrigeración mediante la integración de boquillas combinadas de remojo y de refrigeración. Una fina neblina de agua es pulverizada en el aire con una presión de 3,5 a 6 bar: de esa forma, conseguirá enfriar el establo varios grados Celsius. En alternativa, también se puede montar una línea de refrigeración autónoma con boquillas nebulizadoras.

La refrigeración a baja presión para ganado lechero se basa en un sistema muy fácil de instalar compuesto de conductos de PVC, boquillas de refrigeración y un dispositivo refrigerador. En la zona de paso de las vacas se aplica una línea de refrigeración a base de conductos de PVC. El montaje de las boquillas nebulizadoras se planificará de forma que cubra exclusivamente las zonas de paso y no las de descanso, por ejemplo. Cada instalación se realizará a medida con el fin de adaptarse perfectamente a las particularidades de cada establo.

A diferencia de los sistemas de baja presión (3,5 a 6 bar), nuestro sistema de refrigeración de alta presión para establos de cerdos y de aves funciona con 70 bar y, además de la función de refrigeración, ofrece una opción de remojo. En períodos calurosos y tras la admisión de animales jóvenes en el establo, el sistema se usa para aumentar la humedad relativa del aire. Durante el período de engorde, el sistema se usa para la captación del polvo.

La refrigeración para cualquier establo.

  • Refrigeración del establo para un clima perfecto en el establo
  • Mantenimiento de la productividad animal e incremento del bienestar de los animales
  • Apto para todo tipo de establo y de animales
  • Gran selección de boquillas y opciones de instalación
  • Gran selección de boquillas y opciones de instalación
  • Planificación personalizada y diseño a medida